Esradio Almería
Blog Confinados, pero no Arrinconados, por Antonio Felipe Rubio Destacados

#RadioBlog #ConfinadosPeroNoArrinconados: Txapoteando en el fango, por Antonio Felipe Rubio

BLOG #CONFINADOSPERONOARRINCONADOS La emoción
#RadioBlog #ConfinadosPeroNoArrinconados: Txapoteando en el fango, por Antonio Felipe Rubio

Al llegar a casa, nos encontramos en el buzón -el de toda la vida- varios sobres con propaganda electoral y las respectivas papeletas para las europeas. Creo que ya he recibido los sobres de casi todas las formaciones políticas; uno de ellos lo he guardado para tal día; de otros me desprendí con naturalidad, pero uno especialmente, lo retuve en la mano meditando cual sería el destino que le proporcionaría acorde a su merecimiento. Se trata del sobre de Sumar, partido del que su miembra más destacada, Yolanda Díaz, daba pistas inequívocas del lugar a donde habría que dirigir esa propaganda y su papeleta: ¡A la mierda!

No se trata de abundar en ese nuevo género de la oratoria y la retórica parlamentaria, auxiliándose de la coprofilia que nos aportan estas nuevas fuerzas políticas, las que iban a erradicar la caspa y la casta con este brillante aporte de zurullos dialécticos, jarabe democrático, extensión de derechos y un sinfín de deposiciones excretadas con gran profusión del tracto discursivo. Ahora, ya andan muy sueltos y sueltas de motilidad; sobre todo, cuando se acercan periodos electorales con efectos eméticos que ni la niña de El Exorcista.

Saliendo del albañal de esta extrema izquierda, llegamos al lodazal del PSOE y su txapoteo en el fango. Ya no se trata sólo de un eslogan para indecorosa impregnación del centro derecha, es la perfecta definición de sí mismos. Pedro Sánchez, desde los inicios ha txapoteado en el fango. Desde aquella cortinilla que ocultaba el mangoneo electoral, hasta sus incontables mentiras prometiendo no pactar, no aprobar, no condonar… hasta llegar al cobardeo del amago de abandono, y las diferentes crisis diplomáticas que nos granjean el desprecio y el denuesto.

Jamás la figura del fango y el txapoteo han definido con gran aproximación a un gobierno que ha llegado al máximo nivel de indignidad en la política y en todos los campos. Ya sea a nivel local, regional, nacional e internacional el txapoteo del sanchismo se puede percibir en la merecida ignominia propia como la de sus aliados.

Se pueden hacer prospecciones históricas, hurgar en la hemeroteca… y no hay parangón. La ley de amnistía, con los vergonzosos antecedentes de negación taxativa, es el gesto más asqueroso que jamás podría esperarse de un partido y un “gobierno progresista”. Un partido irreconocible. Unos lacayos de la mesnada mediática como Escolar, que claman por la abolición de la libertad de expresión y opinión para mayor gloria y blindaje del amado líder, el que txapotea en el fango. Un presidente de gobierno que ve a su esposa camino del juzgado para declarar como imputada por la presunta comisión de los delitos de corrupción en el sector privado y tráfico de influencias. Un gobierno, cuya vicepresidente manda a la oposición ¡a la mierda! Un gobierno que no gobierna; que está a los pies de lo más detestable de la corrupción, la delincuencia, el golpismo y el secesionismo. En definitiva, un gobierno que txapotea en el fango.

Related posts

José Francisco Garrido lamenta que los vecinos del Níjar se perjudiquen por las denuncias injustificadas del PSOE

Redacción

El Ayuntamiento de Vera firma un convenio con la Cámara de Comercio para apoyar al comercio local

Icíar Carballo

El Almería Western Film Festival modifica sus fechas, ahora se celebra del 28 al 31 de octubre de 2022

Redacción

dejar un comentario