Esradio Almería
Destacados Radioblog Juan Torrijos

#VideoBlog #Paseoabajo: El Rosario de la aurora, por Juan Torrijos

#VideoBlog #Paseoabajo: El Rosario de la aurora, por Juan Torrijos

Es la mañana del último sábado del mes de mayo. Anoche no anduve en malas compañías y me he levantado con el alba, comparto la primera palomilla, tras el descafeinado con leche y la media con tomate y atún, con algunos amigos en el bar de la plaza. Uno de ellos, con los años suficientes para recordar y añorar, nos cuenta la historia de las madrugadas de los sábados de mayo celebradas en su pueblo, Bentarique, y de los “Rosarios de la aurora” que vivían. Hoy día ciudades como Salamanca siguen disfrutando el último sábado de mayo de su tradicional “Canto de la aurora”, y el trece de ese mes mayero sigue marcado en otros puntos de España como el gran día del Rosario.

La llegada de la democracia hizo que en algunos pueblos se olvidaran, o les hicieron olvidar, aquellos “Cantos de la aurora” que se celebraban los sábados a partir de las seis de la madrugada durante ese mes. Uno de estos municipios fue Bentarique, el que duerme al lado del río Andarax, mira a Illar subido en la altura y se siente buen vecino de Terque. La historia sigue así:

Corría la década de los noventa, y a unos vecinos se les ocurrió la idea de recuperar aquella vieja costumbre, no hay por qué llamarla tradición, del “Rosario de la aurora”. Se pusieron manos a la obra. No fueron muchos los que acudieron a la primera llamada, pero las voces de aquellos hombres cantando viejas canciones, las copas y viandas preparadas en las casas por donde pasaba la comitiva, fue el detonante para que durante días y semanas no se hablara de otra cuestión en el pequeño pueblo almeriense. Los bentariqueños lo referían con ilusión, y los que no habían acudido a la primera convocatoria ya se apuntaban para la siguiente.

¿Se preguntarán ustedes si aquel “Canto de la aurora” que se recuperó en la década de los noventa sigue en estos años celebrándose en el municipio? ¿Si en las madrugadas de los sábados de mayo se siguen oyendo las voces de los vecinos cantando por sus callejuelas? Lo siento por si les hacía ilusión participar en alguno, va a ser que no. Aquellos hombres y mujeres de Bentarique no lograron recuperar lo que para ellos había sido una costumbre, o una tradición. Me lo cuenta un vecino de este pueblo, y lo hace con algo de congoja en su voz.

–Pudieron con nosotros, Juan, y dejamos de salir a las calles, de cantar juntos, de saludar al nuevo día como habíamos hecho durante años, de compartir la comida que nos preparaban en las casas.

–¿A qué se debió, Manuel?

Noto cierto temor en su mirada. Es como si no quisiera recordar aquellos días. Y le insisto.

–Manuel, ¿qué pasó?

–El alcalde socialista de entonces prohibió que saliéramos los sábados con la peregrina excusa de que molestaba a los vecinos. Que se le habían quejado, y que no lo podía permitir. Hubo hasta amenazas a algunos si le plantaban cara.

Y el “Rosario de la aurora” o canto de los vecinos de Bentarique desapareció de aquellas madrugadas de los sábados de mayo, y con él las voces de estos hombres y mujeres que rezaban cantando, las palomillas en las puertas de las casas, y, en definitiva, la convivencia de los vecinos de un municipio. ¿Por qué le molestaba tanto a aquel alcalde el canto de la aurora por las empinadas callejuelas de Bentarique? No lo ha contado. Pero pudo con ellos, los vecinos, y el silencio volvió a las madrugadas de los sábados de mayo a las estrechas y angostas calles de este pueblo almeriense, hoy más triste durante esas horas.

Related posts

La Junta saca a licitación el Hospital de Roquetas de Mar

redaccion

Diputación refuerza su organización para afrontar los nuevos retos sociales de la provincia

Icíar Carballo

La Policía Local de Vera mejora la seguridad ciudadana del municipio incorporando un dron a su dotación de medios

Icíar Carballo

dejar un comentario