Esradio Almería
Blog Confinados, pero no Arrinconados, por Antonio Felipe Rubio Destacados

#RadioBlog #ConfinadosPeroNoArrinconados: La administración de la miseria, por Antonio Felipe Rubio

#RadioBlog #ConfinadosPeroNoArrinconados: La administración de la miseria, por Antonio Felipe Rubio

En la desenfrenada carrera hacia la cursilería políticamente correcta Almería ha conocido algunos episodios hilarantes. Uno de ellos acaeció en la presentación de unos bancos “neorrománticos” en las nuevas instalaciones del Parque Tecnológico (PITA). Era tal el grado de sublimación estética que el consejero equivocó el nombre de su delegado al dedicarle un emocionado ditirambo por tan acertada, neorromántica y progresista elección del mobiliario urbano, ecosensitivo, sostenible y, sobre todo, progresista. Por todo ello, “enhorabuena y muchas gracias, Gregorio”. El tal Gregorio era Alfredo, pero daba igual el lapsus; quizá el síndrome de Stendhal abrumó a los asistentes con tamaña belleza, funcionalidad y neo romanticismo de los famosos bancos, cuya finalidad estaba destinada a la comprobación de una cuestionable ergonomía, incompatible con una ligera escoliosis u otras afecciones del isquion y región coxígea. Es decir, que eran unos asientos que molestaban en la raspa, la rabadilla y el revellín.

Ahora, el primate concejal podemita en el Exmo. Ayuntamiento de Almería acaba de coincidir con VOX, al votar conjuntamente en la moción para la ampliación de bancos en diferentes barrios de la ciudad. Este exsimio con cejal dijo que apoyaba la instalación de nuevos bancos, pero siempre que fuesen “bancos humanos”.

De la cursilería neorromántica hemos pasado al antropomorfismo del mobiliario urbano. Un banco no puede ser humano. Un banco está al servicio de cualquier ser humano, que normalmente lo utiliza para descansar, sentándose. No hay más historias.

Pero el podemita tiene que trascender su ignorancia en los vericuetos de su trasnochada ideología. Dice que los bancos humanos han de evitar obstáculos para que las personas sin techo puedan hacer libre y cómodo uso de este mobiliario urbano.

Ahora el progresismo es la promoción, fomento y adecuación del mobiliario urbano para homeless, vagabundos, gorrillas o el típico dipsómano que duerme la mona y deja la pota para que la limpie esta sociedad tan racista, xenófoba y cloaca de todos los albañales ideológicos de la derecha y la extrema derecha.

A este semoviente le impele la repugnante pulsión de La Internacional comunista. A más parias y famélica legión, mejor para la ideología totalitaria, que se ha distinguido y se distingue por la administración de la miseria.

Lejos de preguntarse los motivos de la presencia y el aumento de personas que duermen en la calle. Lejos de preguntarse por qué hay plazas libres en centros benéficos católicos; por qué algunos rehúsan el techo que ofrecen albergues municipales o autonómicos. Lejos de hacerse estas preguntas e intentar aportar soluciones humanitarias, paliar el sufrimiento, buscar salidas… Lejos de encontrar estas soluciones más humanas -ahora sí-, se prefiere el estrambote y la mamarrachada populista en aras de la defensa de los más desfavorecidos. Pero todo es mentira. Tan mentira como adjudicar este mercadeo de la indigencia callejera a la ideología que mayor indigencia material e intelectual ha aportado a la “humanidad de los humanos”, aunque algunos humanos sean bancos, adoquines o merluzos.

Related posts

Clece firma un convenio con el Ayuntamiento de Almería para fomentar la inserción laboral de 150 personas en situación de vulnerabilidad

Icíar Carballo

‘El sol que necesito’ brilla para el deporte en el destino ‘Costa de Almería’

Redacción

La gran iniciativa de Agroponiente: visitar hospitales de la provincia y entregar regalos donados por sus trabajadores para los niños ingresados

Icíar Carballo

dejar un comentario