Esradio Almería
Destacados El Mono Desnudo, por Gloria Pérez de Colosía

#ElMonoDesnudo: De veterinarios y la peor profesión pagada, por Gloria Pérez de Colosía

#ElMonoDesnudo: De veterinarios y la peor profesión pagada, por Gloria Pérez de Colosía

Hoy, por petición especial de una especial persona, les hablaré del fascinante mundo del veterinario.

Hace unos días nos hablaban los medios de la última encuesta de población activa, que daba como resultado que veterinaria es actualmente la carrera peor pagada en España para los recién graduados, y que casi la mitad de los que la ejercen sufre estrés o ansiedad.

Con el Plan Bolonia, la mayoría de las carreras establecieron 180 o 240 créditos ECT para la graduación, esto es 3 o 4 cursos. Sin embargo, los créditos ECT en veterinaria se establecieron en 300 y ha continuado siendo una carrera de 5 años.

¿Por qué entonces, con un nivel tan alto de exigencia, es veterinaria la carrera peor pagada en España en relación con otros paises?.

Parecen se varias las razones.

El número de facultades, por ejemplo.

Mientras que en el resto de países europeos el número de facultades es muy reducido, 4 en Francia, 5 en Alemania, 4 en Irlanda…, en España hay 15 facultades y próximamente abrirán 2 más, lo que hace que haya una gran cantidad de profesionales graduados cada año que no encuentran trabajo.

El proceso de optimización del sector también.

La integración de unidades de negocio bajo una misma estructura de funcionamiento, que se inició en 2017, hace que haya muchos fondos de inversión comprando clínicas veterinarias, lo que produce una rotación ingente de trabajadores que multiplica la oferta de personas, y hace que los sueldos bajen.

El IVA de sus facturas.

Siendo como es, una carrera de la rama de ciencias de la salud, los veterinarios, no lo olvidemos, son sanitarios. Sin embargo, son sanitarios degradados hasta por la misma hacienda, pues han de cobrar un 21% de IVA por sus servicios mientras que, la de los médicos, es una actividad exenta.

¿Y mientras están en prácticas? Tanto estudiantes como reciente graduados pasan por un periodo de prácticas en el que, los segundos cobran muy poco y los primeros hasta nada, haciendo guardias periódicas de 24 horas en las que no les ofrecen ni un bocadillo.

Tengo, sin embargo, una buena noticia para ellos, pues documentándome para este blog, me he enterado de que un Real Decreto-ley de 2023 establece que, a partir del 1 de enero de 2024, estos desdichados alumnos en prácticas quedan incluidos en la Seguridad Social como asimilados a trabajadores por cuenta ajena en el régimen general. Eso sí, no saquéis aún los cohetes, solo a efectos de cotización y por la base mínima del grupo 7, pues la cobertura excluye el resto de las protecciones, esto es, desempleo, FOGASA y el típico día que estás malo.

No obstante, me consta que en alguna facultad no se han enterado y estos alumnos de prácticas aún no están dados de alta. Oh,sorpresa.!

Sirva, por tanto, este blog, de toque de atención a los señores gestores encargados de tan insigne tarea porque, a pesar de estar recogido en la Disposición adicional quincuagésima segunda que, si solo ya decirlo es difícil, imagino lo que es llegar hasta su lectura, llevan ya más de un mes de retraso.

Quizá la nueva ley de bienestar animal sirva para valorar la intervención de los veterinarios en el cumplimiento de los requisitos de bienestar de su mascota, su registro, revisión veterinaria y cuidado global, aspectos algunos que eran opcionales, pero tras la entrada en vigor de la norma pasan a ser obligatorios.

Esto, unido a la modificación del Código civil en Diciembre de 2021, sobre el regimen jurídico de los animales, pasando a ser “seres sintientes” y convirtiéndose jurídicamente en miembros de la familia, hará que su intervención, la de los veterinarios, se extienda, y mucho, hasta los propios juzgados. Segura estoy de ello

No son ya casos aislados estos en los que hemos de defender ante el Tribunal la petición de nuestro cliente sobre la custodia compartida del perro o recoger en un convenio regulador con quién se queda el animal, durante qué periodos de tiempo, el régimen de visitas o el reparto de las cargas y gastos asociados a su cuidado.

¿Y cómo saber qué es lo mejor para el animal si no hay un acuerdo? Pues un maravilloso etólogo para traducirnos en el juzgado los ladridos del animal expresando sus deseos.

Aunque digo yo, que antes de meter a más especialistas en el juzgado, podría mejorarse lo que ya hay y no funciona. Los juzgados, por falta de medios, personal cualificado y otros menesteres, vienen tardando una media de un año en emitir un informe psicosocial que valore la mejor forma de convivencia de un niño con sus padres. ¿Deberemos también esperar el preceptivo informe del especialista en comportamiento animal sobre con quién debe convivir un animal?

Por supuesto hay que defender los derechos de los animales, perseguir su maltrato y dotarles de mayor protección, pero quizá también haya que cuidar que no se nos vaya la cabeza con el tema y lleguemos a aceptar como familia monoparental numerosa a la loca de los gatos. Ustedes ya saben, la de los Simpson.

Related posts

Juan Francisco Rojas, nuevo Presidente Provincial de Vox, cree que «los militantes deben llevar la voz del partido»

redaccion

HORTIESPAÑA lanza la Campaña ‘Es de Invernadero’ para promover la sostenibilidad en la producción de frutas y hortalizas

Redacción

Caminos a una inclusión exitosa y avances en salud, protagonistas en los Cursos de Verano de la UAL

Icíar Carballo

dejar un comentario