Esradio Almería
Destacados Radioblog

VÍDEO BLOG #Miedodequé?: El pico de Rubiales, el paquete de Mollejo, las tetas de Amaral, la España de Machado, el Max Estrella de Valle y la inmortalidad de Sabina

VÍDEO BLOG #Miedodequé El pico de Rubiales

VÍDEO BLOG #Miedodequé?: El pico de Rubiales, el paquete de Mollejo, las tetas de Amaral, la España de Machado, el Max Estella de Valle y la inmortalidad de Sabina, por Víctor J. Hernández Bru.

Escuchar a Sabina en la Plaza de Toros de Granada es una catarsis. Mientras la Alhambra se frotaba los ojos para disimular las emociones y el Mulhacén y el Veleta se guiñaban sin disimulo, uno no podía parar de regodearse en el acierto de haber querido acercarme una vez más al maestro, antes de que sea demasiado tarde.

El Sabina de 74 años es un soplo de aire fresco en esta España cateta y cursi, simplona y manipulada, acomplejada y tutorizada en la que las diarreas de Zapatero y los estreñimientos de Pedro I El Falso-Pedro Chapote nos han sumido en pleno Siglo XXI.

En la España de principios del XX, Escribía Antonio Machado aquellos versos inmortales de “La España de charanga y pandereta / cerrado y sacristía / devota de Frascuelo y de María / de espíritu burlón y de alma quieta / ha de tener su mármol y su día, /su infalible mañana y su poeta.

Años antes, había dejado Valle Inclán alguno de sus más sublimes esperpentos, regalando a la posteridad la historia de Max Estrella con sus Luces de Bohemia.  

Hoy nos movemos en una sociedad pacata e infantil, fruto de 45 años de manipulación y deseducación, que han permitido que, en el umbral de uno de sus momentos más importantes de la historia reciente, cuando se ha decidir entre la vuelta a la prosperidad o el hundimiento vía comunismo, el verano transcurra hablando de un beso en la boca que ahora tratamos como una violación, del manoseo de paquete de Rubiales, secundado ahora por el del futbolista Víctor Mollejo y, por supuesto de las tetas al aire de Eva Amaral.

No ha pasado tanto tiempo desde que el maestro Sabina escribía aquello de “Si a medianoche, por la carretera / que te conté. / Detrás de una gasolinera / donde llené. / Te hacen un guiño unas bombillas / azules rojas y amarillas, / pórtate bien / y frena. / Y si la Magdalena pide un trago / tú la invitas a cien /que yo los pago”.

Incluso antes, había escrito el genio de Úbeda lo de “Ponme la mano aquí, Marcorina / rezan tus fieles, por las cantinas / Paloma Negra… de los excesos” e, incluso antes, dibujaba sobre su pentagrama lo de “Ayer Julieta denunciaba a Romero / por malos tratos en el juzgado. / Cuando se acuestan la razón y el deseo / llueve sobre mojado”.

Y qué decir de aquello de “Parfait amor, Rebeca azul marino. / Maestro, le presento a Lupe Sino. / Lo dejo en buenas manos, matador. / Y luego el ‘reservao’ en Gitanillos. / Y después la paella de Riscal. / Y la tarde del manso de Saltillo / un anillo y unas medias de cristal. / Niño, sube a la suite dos anisetes / que hoy vamos a perder los alamares / de purísima y oro, Manolete”.

Con Sabina no se atreven ni ahora, ni siquiera después de que el poeta colchonero haya renunciado a ese comunismo con el que siempre ha gustado de coquetear, pero a los demás, que somos mortales porque la muerte sólo se acobarda con los más grandes, como él, nos tienen aquí, acojonados no sea que alguien nos compare con Rubiales, con Mollejo, con Abascal, con Federico o, qué coño, con Sabina.

Related posts

#VideoBlog #PaseoAbajo: La carta de los empresarios almerienses

Icíar Carballo

Mujeres de Pulpí viajan al País Vasco como actividad por el Día de la Mujer 2022

Icíar Carballo

El Parque Municipal de Santa María del Águila, en El Ejido, avanza en su construcción para configurarse como una zona de referencia para el ocio en el núcleo

Icíar Carballo

dejar un comentario