Esradio Almería
Destacados Radioblog

VÍDEO BLOG #Miedodequé?: Tengo una mala noticia: que cada ciudadano tenga un centro de salud en los bajos de su casa ni es posible, ni sería rentable, ni siquiera sería justo

VÍDEO BLOG #Miedodequé Tengo una mala

VÍDEO BLOG #Miedodequé?: Tengo una mala noticia: que cada ciudadano tenga un centro de salud en los bajos de su casa ni es posible, ni sería rentable, ni siquiera sería justo, por Víctor J. Hernández Bru.

Entre el afán de los sindicatos de crear problemas donde no los hay y falsear la realidad para aparecer como salvadores de la patria que luego no logran aportar nunca ninguna solución y la impenitencia de la izquierda en la trola más miserable, la realidad es que estamos construyendo una sociedad que, en lo tocante a la sanidad y a los servicios sanitarios públicos está basada únicamente en la manipulación y en la infantilización de la realidad.

Los mismos que durante casi cuarenta años nos condenaron a los peores sueldos sanitarios de Europa, a los hospitales que no se construían tras diez años después de su primera piedra, a los centros de salud que se caían a pedazos, las camas en los pasillos de los hospitales, las listas de espera interminables y que además en parte se guardaban en los cajones, a las horas extraordinarias de tarde que no se pagaban, las colas interminables en salas de espera atestadas y colmadas de insalubridad, de hospitales sin TAC ni resonancias magnéticas, ahora vienen reclamando que no haya esperas, que no se cierren consultorios en verano y que se contraten los sanitarios que ellos no contrataban cuando se tiraron 38 años en el poder.

Y los sindicatos, aderezan la ensalada con acusaciones falsas, verdades a medias, datos que provocan la risa hasta de los muertos, declaraciones vergonzosas y reclamaciones de Alicia en el País de las Maravillas, algunos de ellos porque no son otra cosa que la prolongación sindical de los partidos de izquierda y otros porque se han sometido a una espiral de reclamaciones absurdas e imposibles para que no parezca que son menos utópicos y manipuladores que las otras centrales sindicales.

Escuchar el otro día en la entrevista de Yiyo López a Manolo Martínez, un enfermero liberado sindical de CSIF que no tiene ningún empacho en exhibir su absoluta falta de conocimiento, a la par que da lecciones de una gestión sanitaria que él jamás ha hecho, ni sabe, ni conoce, ni está capacitado para desarrollar, supone una carga de vergüenza ajena difícil de soportar.

Llegó, el tipo, a afirmar que “el servicio de Salud Responde no responde, porque eso es lo que dice la gente”. Un tipo que está liberado de trabajar para dedicarse a la labor sindical que la única prueba que aporta para este tipo de acusación es que “lo dice la gente”, ignorante de que hoy por hoy los médicos han conseguido en Andalucía el logro, décadas perseguido, de atender a 35 pacientes por mañana, con una duración de consulta de diez minutos, lo cual permite una atención sanitaria de calidad. Y que cuando esas 35 citas por médico y mañana se agotan, es cuando la aplicación no puede dar más.

Escuchar al tipo defender que la huelga de la pasada semana tuvo un seguimiento superior al 80% es simplemente un insulto a la inteligencia; verlo ocultar que las matronas han crecido en Almería en una proporción del 84% en los últimos cinco años es motivo para que dimitiese de su liberación al minuto; afirmar que ahora se van más los médicos a otras comunidades porque aquí cobran menos, cuando el porcentaje de exilio médico se ha reducido en más de un 85%; e ignorar que ahora hay más sanitarios que nunca en la historia de la comunidad y que cobran más que nunca es simplemente una auto-declaración de su nula preparación para estar cobrando un sueldo sindical que pagamos entre todos.

Señores, la sanidad pública nunca ha asegurado que cada paciente tenga un centro de salud en los bajos de su casa y, como los recursos son, han sido y seguirán siendo siempre limitados, la obligación de nuestros políticos es optimizarlos. Y en los municipios en los que se atiende a un paciente cada tres horas, de media, hay que restringir los servicios y derivarlos a barrios o pueblos cercanos. El que no entienda esto es un irresponsable y el político que reclame lo contrario no es más que un sinvergüenza.

Related posts

«Solamente con cooperación podemos arreglar los problemas del agua»

Víctor Arrufat

¡Esos desconocidos Eres!

Víctor Arrufat

La Junta de Andalucía realizará 12.590 pruebas diagnósticas a profesionales de la docencia antes de la vuelta de vacaciones

redaccion

dejar un comentario