Esradio Almería
Destacados Radioblog

VÍDEO BLOG #Miedodequé?: Eso eso, que quiten la publicidad institucional, ¿a ver cuántos quedamos?

VÍDEO BLOG #Miedodequé Eso eso

VÍDEO BLOG #Miedodequé?: Eso eso, que quiten la publicidad institucional, ¿a ver cuántos quedamos?, por Víctor J. Hernández Bru.

No sé ni el tiempo que hacía; es más, es posible que sea la primera vez que estoy de acuerdo con una propuesta de Pedro I El Falso-Pedro Chapote: yo también estoy de acuerdo, no ya en limitar la publicidad institucional en los medios de comunicación. Yo directamente la quitaba, a cero.

Y digo que estoy de acuerdo con eso, consciente de que no estoy de acuerdo con todo lo demás que rodea a la propuesta-pulmonía que ha esbozado en los albores de esta semana. Porque lo que ‘Chapotito’ quiere no es hacer que los medios funcionen por sí mismo y buscándose la vida, sino tratar de hacer la puñeta a los medios críticos y favorecer a los suyos, aunque todavía no haya explicado cómo hacerlo.

Todo esto llega en la semana en la que su mujer, Begoñe Gómez de Chapote, va a declarar en calidad de imputada por un presunto delito de choriceo, muy al estilo socialista, y cuando se ha sabido que varios de los casos de corrupción que rodean a la doña están presuntamente entrelazados unos con otros.

Y entonces, este dictadorzuelo pro-bolivariano saca su alma bananera y se lanza en persecución de los medios por la única vía que ve posible atacarlos: proponer una ley que limite la publicidad institucional, pero no a todos, sino a los que él califica como tabloides digitales que tienen pocos lectores. Y claro, rápidamente queda patente que algunos de los que encajan como anillo al dedo en esa definición son los que lo defienden a él, como el Diario de Ignacio pre-Escolar; El Plural de Angélica Rubio; InfoLibre de Jesús Maraña, el periodista con el apellido más adecuado a su personalidad; y algunos más.

Es evidente que nada de lo que sale de ese perjudicado cerebro es, ni de lejos, constitucional. Pero eso no le ha importado nunca. Él lo que quiere, lo que ansía, lo que eyacula en sus más eróticas pesadillas, es encontrar la fórmula de que nadie le recuerde que tiene un hermano imputado, una mujer investigada, un buen puñado de ministros y hombres de confianza con la Justicia pisándoles los talones y que prometió que no habría amnistía ni indultos, que no pactaría con los podemitas populistas, ni gobernaría con los pro-etarras ni con los golpistas independentistas.

Porque la democracia es dura y someterse al dictado de los medios libres aún más. Por eso aspira a gobernar en un país sin medios libres y sin jueces independientes, que son los dos grandes campos de batalla que ha diseñado en los últimos tiempos, aunque en ambos casos con suerte muy adversa.

Recordará el avispado oyente/lector que iniciaba yo estas líneas diciendo que estoy, por vez primera probablemente, de acuerdo con Pedro I El Falso en algo. Y sí, estoy de acuerdo no ya en que se limite la publicidad institucional, sino directamente que desaparezca. Pero no la de unos u otros, sino toda. Porque es una verdadera vergüenza que haya periódicos, digitales y también en papel, que sobrevivan a pesar de que día tras día apenas tienen anuncios; emisoras de radio cuya publicidad y programas patrocinados se centran básicamente en lo que les llega de las instituciones; y televisiones que cuadran sus cuentas de resultados gracias a las inversiones públicas.

Nosotros, en nuestro pequeñísimo grupo de comunicación, sumamos ya a estas alturas más de 150 contratos anuales de pago mensual a repartir entre dos emisoras, más del 80% de ellos de origen privado, no institucional. Ojalá algún día, sólo sobrevivamos los medios que somos capaces de generar nuestro propio negocio al margen de las ayudas institucionales. Nosotros, ese día seguiremos existiendo. Me gustaría saber, querido ‘Chapotito’, cuántos más pueden decir lo mismo.

Related posts

Tabernas finaliza las obras de reforma del Centro de Educación de Adultos

Jose Luis Pascual Ramírez

El Auditorio Maestro Padilla recibe a la distinguida obra ‘Donde mueren las palabras’

Víctor Arrufat

El Ayuntamiento utilizará el mobiliario urbano para concienciar contra la explotación sexual

redaccion

dejar un comentario