Esradio Almería
Destacados Radioblog

VÍDEO BLOG #Miedodequé?: Si habido gacelas muertas (que no lo sabemos), la culpa es del CSIC y del gobierno y no de la música

VÍDEO BLOG #Miedodequé Si habido

VÍDEO BLOG #Miedodequé?: Si habido gacelas muertas (que no lo sabemos), la culpa es del CSIC y del gobierno y no de la música, por Víctor J. Hernández Bru.

Como tantas y tantas veces os he dicho, la izquierda lleva desarrollada en España una sensacional estrategia de colonización y manipulación de las instituciones, especialmente de las de la sociedad civil desde hace 45 años. El pensamiento social-comunista se ha ido imponiendo, con su excepcional carga de manipulación y mentira, en la enseñanza (como padre e historiador da vergüenza la historia que en ocasiones veo que se enseña en los colegios), en la universidad, en las asociaciones civiles, obviamente en los sindicatos y por supuesto en los medios de comunicación debidamente abonados e inyectados de comisarios políticos como ocurría en el ejército del bando rojo durante la Guerra Civil.

Están acostumbrados a que su visión, por muy enfrentada que esté con la realidad, por muy manipulada que se evidencie, por muy ridícula que se presente a ojos de la lógica, es la única admisible y la imponen con la fortaleza del totalitarismo de quienes se creen convencidos de su propia superioridad moral.

La pasada semana, el subdelegado del gobierno social-comunista en Almería, José María Martín, ya conocido como ‘El Gacela’, iniciaba una polémica absolutamente artificial a propósito de los ciclos de conciertos Alamar, que el Ayuntamiento de Almería iba a iniciar en los Jardines Mediterráneos de La Hoya, que han convertido un secarral inútil y en buena parte insalubre en una zona de ocio y, entre otras cosas, ¡para conciertos!

‘El Gacela’ afirmaba que los científicos del CSIC, el Centro de Investigaciones Científicas que depende del Gobierno, como la Fiscalía (¿verdad, Pedro?) había advertido que la música de los conciertos iba a ser letal para con las gacelas que estaban en la reserva zoológica que el propio CSIC mantiene junto al mencionado espacio urbano y ciudadano de ocio.

Se han celebrado los conciertos y, según las mediciones de la empresa encargada de las mismas, el índice sonoro, los decibelios medios en el límite entre el recinto y la reserva zoológica no ha superado al de un teléfono móvil que allí estuviera sonando. Sin embargo, el CSIC y la propia subdelegación del gobierno se han hecho eco de una nota de prensa en la que se culpa a la música de la muerte de cuatro gacelas. Y como aval, sale doña Sonia Domínguez Tejedor, al día siguiente de la presunta muerte de las gacelas, afirmando que, efectivamente, la causa ha sido la música. Doña Sonia es una joven veterinaria del CSIC que escribe muy mal (basta ver cómo maneja los tiempos verbales en lo que ha escrito sobre sí misma en la web de La Noche de los Investigadores), que apenas hace siete años que se ha graduado y que lleva cuatro trabajando, por cierto, para el gobierno; y que tiene la habilidad de hacer autopsias o necropsias de animales en tiempo récord y de ver en ellas que es la música la que ha causado el estrés.

Ni doña Sonia ni nadie ha explicado por qué afirman con tal rotundidad que la muerte está directamente relacionada con la música, no han dado ningún dato científico que avale tan gruesa conclusión, no han ofrecido datos del comportamiento de las gacelas cuando no hay música ni de su índice de mortalidad, pero han salido a avalar las rocambolescas tesis del subdelegado, lo cual me hace tener serias dudas sobre lo que dicen.

Pero de lo que no tengo ninguna duda es de que, si efectivamente ha muerto alguna gacela por la música, el único culpable de tales hechos es la subdelegación del Gobierno y el propio CSIC, que saben desde hace años que junto a la reserva de animales subsaharianos se iban a hacer conciertos y no la han movido de ahí, llevándola a un lugar que no sea un espacio estratégico para el crecimiento cultural y patrimonial de la ciudad y para el disfrute de los ciudadanos. Por cierto que, una vez más, echo de menos esta contundencia en la descripción de la incuestionable realidad de los hechos en el Ayuntamiento, que una vez, en lugar de evidenciar la permanente posición contraria a Almería y a los almerienses que blande la izquierda y este gobierno, en lugar de dejar claro que esto no es más que otra guerra de la izquierda contra el Ayuntamiento y contra los almerienses, se han dedicado a excusarse. ¿Y si le echamos pantalones alguna vez a estas cosas, María?

Related posts

Diputación embellece Alhama de Almería, renovando su alumbrado público y mejorando los servicios

Redacción

Los Espacios Naturales de Andalucía protagonizan concursos de fotografía, dibujo y relato

Calidad Ambiental avala el proyecto de Las Chiqueras y ahora le toca al Ayuntamiento de Níjar

redaccion

dejar un comentario