Esradio Almería
Destacados Radioblog Juan Torrijos

VideoBlog #PaseoAbajo: El fuego de San Juan, por Juan Torrijos

VideoBlog #PaseoAbajo: El fuego de San Juan, por Juan Torrijos

En los años sesenta los almerienses, pequeños y grandes, iban en la noche de San Juan a la playa a lavarse los ojos. Era la leyenda en contra de las legañas, que junto a los mocos y al esparto no habían sido aún olvidadas por estas latitudes del sur español. No se había inventado la verbena para ese día, es posible que la sociedad no estuviera aún preparada para las mismas, había otras muchas necesidades. los jóvenes recogían leña para las hogueras de enero, durante las fiestas de San Antón. En la plaza Galeno asábamos patatas, pasábamos la noche junto a la hoguera, y venían jabegotes de Pescadería a saltarlas, con el regocijo de las mozas ante aquellos valientes. Las de la playa todavía no estaban de moda, tampoco las moragas de sardinas se recogían en el calendario de esa noche, ni las del amor libre sobre las arenas de nuestras playas.

El tiempo todo lo ha ido cambiando. Costó trabajo que el ayuntamiento hiciera fiesta local el 24 de junio, pero al final se consiguió. Había que cambiarla por la fiesta del Pendón, y pudieron los vecinos. En aquella ocasión le ganamos el pulso a los políticos. ¡Toma ya! Lo que en un principio fue una fiesta de la capital, el solsticio de verano en la noche de San Juan, una de las noches más cortas del año, hoy se celebra en todos y cada uno de los pueblos de Almería, de la costa y del interior, donde sus playas o piscinas vivieron anoche la gran fiesta del fuego, de la música, sardinas, cerveza, algarabía. En definitiva: Felicidad.

Dependiendo la hora en la que esté leyendo estas líneas, una importante parte de los más de setecientos mil almerienses estarán descansado, y quizás algo resacosos tras una noche de jolgorio, de alegría, de agua y de fuego. Y algunos incluso de amor bajo la luz de la luna, con las estrellas como manto ante los cuerpos que se sienten y se aman, felices de haberse conocido, mientras los rescoldos de las hogueras llenan de calor el frío relente de la madrugada.

La noche más corta del año ha dicho adiós. Dejamos señales en playas y piscinas de lo que han sido unas horas de asueto. Algunos dirían de locura, cuando desde lejos se ven arder las miles de hogueras que jalonan la costa de Almería. Más de doscientos kilómetros tomados por miles de ciudadanos de todas las edades, en las que la vida nos demuestra una noche más, la necesidad de estar y de vivir juntos, en sana comunidad, y a ser posible sin esos políticos que solo buscan la tensión en nuestra convivencia.

Fue en la década de los ochenta cuando se inició la reivindicación de la fiesta de San Juan, nunca se pensó que aquella verbena musical montada por Antena-3, tras lo que era el edificio de Trino (recuerdo a Pepe Acosta, hecho un brazo de mar para que no faltara nada en la fiesta), que años después la misma, el fuego y la convivencia podrían llegar a todos y cada uno de los rincones de nuestra provincia. Pero así ha sido. Una noche inolvidable la vivida, y a prepararse para la del año que viene.

Solo un recuerdo para esos hombres que esta mañana, con el sol asomando por el levante, limpiaban las playas de la eclosión de la noche de San Juan, y por aquellos que han estado protegiendo la seguridad de los almerienses. Que lo hayan conseguido.

Pd. Felicidades a los Juanes y a las Juanitas.

Related posts

Este jueves, 1 de septiembre, comienza la preventa de las entradas del concierto único por el 20 aniversario de David Bisbal

Icíar Carballo

Almería se tiñe de blanco y verde por el Día de Andalucía

Víctor Arrufat

#Covid19Almería: La provincia cierra una de sus jornadas más trágicas con 7 fallecidos

Víctor Arrufat

dejar un comentario