Esradio Almería
Actualidad Destacados

El Ayuntamiento de Almería restablece el suministro de agua potable en varias zonas afectadas por radioactividad

Los vecinos de Castell del Rey, La Joya y otras áreas ya pueden consumir agua con normalidad tras obras de emergencia valoradas en más de 2 millones de euros.

Los vecinos Castell del Rey, La Joya (Pescadería) y las zonas del Hotel La Parra (DiverHotel), Mendoza, Espejo del Mar y La Gruta ya pueden consumir, desde este viernes, agua con normalidad de la red pública de abastecimiento después de que el Ayuntamiento de Almería haya recibido hoy mismo la Resolución de la Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, a través de la Delegación Territorial de Almería.

Desde ahora, los aproximadamente 1.500 vecinos afectados por la radioactividad natural detectada en los Pozos de Bernal el pasado diciembre ya pueden consumir agua con normalidad tras las obras de emergencia de una tubería ejecutadas por el Ayuntamiento tras invertir 2.065.629,98 euros.

Por consiguiente, y desde hoy, queda suspendido el suministro de agua con camiones cisterna que el Ayuntamiento puso, desde el primer momento en el que se detectó la anomalía, a disposición de los vecinos.

Los complejos trabajos para llevar el agua a los barrios y diseminados han consistido en la instalación un sistema de bombeo dentro del depósito de San Cristóbal y un colector que, partiendo de este, dota de agua mezclada a todos los puntos de suministro que actualmente se sirven directamente del Canal de Benínar, que trae el agua procedente de los Pozos de Bernal.

En concreto, y a través de esta actuación, se ha colocado un grupo compacto de bombeo diseñado para mantener la presión constante en la red, gracias al ajuste continuo de la velocidad de las bombas, adaptándose el rendimiento del sistema a la demanda de suministro gracias a la activación/desactivación del número de bombas requerido.

Para alimentar enérgicamente este grupo se ha actuado además sobre la instalación eléctrica con la que cuenta el depósito de San Cristóbal en la actualidad, colocando un nuevo transformador y un grupo electrógeno que asegure el servicio a pesar de que se pueda perder el suministro directamente de la red eléctrica.

Paralelamente se han colocado, aproximadamente, siete kilómetros de tuberías, partiendo desde el depósito de San Cristóbal hasta llegar a las inmediaciones de DiverHotel. La instalación de este colector –poliuretano de alta densidad mejorado con la adición de resinas para mayor resistencia mecánica y mejor comportamiento químico– se ha realizado dentro del propio canal, evitando así la necesidad de adquirir los terrenos necesarios, lo que indudablemente habría demorado la ejecución de este proyecto.

El empleo del canal ha supuesto abordar unos trabajos especializados, ya que cuenta con tramos en galería o mina de hasta 1.900 metros, tramos en acueducto y tramos a cielo descubierto. Toda la instalación ha quedado integrada en el sistema de telecontrol del abastecimiento de Almería, con la inclusión de caudalímetros inteligentes que ayuden a la detección de averías o uso fraudulento de agua.

Estas obras y la correspondiente comprobación con tres análisis consecutivos con resultado del parámetro de radioactividad dentro de los límites establecidos, han permitido la declaración de aptitud del agua, de modo que ya se puede volver a consumir.

Related posts

La Junta emite una serie de medidas anti #Covid19 para los temporeros

redaccion

La ‘Noche en Blanco’ dinamiza la oferta comercial, de servicios y gastronómica de El Ejido

Víctor Arrufat

Rafa Burgos asegura que la falta de médicos está perjudicando seriamente la calidad de la atención sanitaria en la provincia

Redacción

dejar un comentario