Esradio Almería
Actualidad Destacados

La alcaldesa de Níjar se erige ahora, ante la llegada de las elecciones, en luchadora contra los asentamientos ilegales, cuando ha estado siete años sosteniendo el mensaje de que no era posible suprimirlos.

La alcaldesa de Níjar se erige ahora

La alcaldesa de Níjar se erige ahora, ante la llegada de las elecciones, en luchadora contra los asentamientos ilegales, cuando ha estado siete años sosteniendo el mensaje de que no era posible suprimirlos.

A pesar de manifestar su intención de desalojar el de El Walili, ha cedido a la presión de los sindicatos radicales de izquierdas, SAT-SOC, y anuncia que buscará las famosas «soluciones habitacionales» para sus moradores, con el dinero de los nijareños.

Siete años y medio llevan el PSOE y su alcaldesa, Esperanza Pérez Felices, al frente del Ayuntamiento de Níjar. Y en ese tiempo no solo no ha movido un dedo por desalojar asentamientos ilegales de inmigrantes sino que se ha manifestado públicamente y en innumerables ocasiones en contra de levantarlos de manera expeditiva, como por ejemplo sí se ha hecho durante ese tiempo en el municipio de El Ejido.

En ese tiempo, se han multiplicado en población de manera exponencial algunos de ellos, como el de El Nazareno o el de las Casillas de Atochares, sin que desde el Ayuntamiento no sólo no se haya hecho nada por evitarlo, sino que se ha contribuido a que crezca la población, con ayudas de diverso tipo. Sólo las llamas accidentales han servido para frenar la expansión de estos asentamientos.

La pasada semana, el pleno del Ayuntamiento de Níjar trataba este asunto y la alcaldesa se comprometía a desmantelar el asentamiento de El Walili, con 500 inmigrantes allí ubicados, adoptando una actitud teórica muy diferente a la mantenida hasta ahora, sin duda ante la llegada de las elecciones municipales.

Sin embargo, la concentración del sindicato SAT-SOC, conocido por sus constantes chantajes a empresas agrícolas de la zona en materia laboral de los inmigrantes, acudiendo al pleno en actitud violenta y amenazante, servía para que la propia Pérez Felices se comprometiera a trazar «soluciones habitacionales», el más tópico de los términos en este ámbito, para los inmigrantes que acrediten estar asentados en dicha zona. Eso sí, lo que no ha dicho, aunque es evidente, es que esas «soluciones habitacionales» llegarán con el dinero de todos los nijareños.

Un nuevo chantaje y presión de SAT-SOC que, en este caso, y como suele ser habitual, que se basaba en la presencia de apenas una veintena de personas, que sirvieron para que la primera edil nijareña matizase su inicialmente ‘rígido’ tono a propósito de acabar con «todos» los asentamientos ilegales. Hay que resaltar que, hasta ahora, el Ayuntamiento de Níjar, bajo signo del PSOE, no ha movido ni un sólo dedo para lograr tal objetivo. Sin duda, las elecciones modifican hasta los más férreos comportamientos políticos. De ese tipo de ‘vaivenes’ saben mucho en las filas socialistas… tanto en Almería como en Ferraz.

Related posts

El PP insta al Gobierno a tomar medidas urgentes ante el “brutal incremento” de los costes de producción en la agricultura

Redacción

Almería celebra el 531 aniversario de la entrada de los Reyes Católicos en la ciudad

Victor Hernández Bru

El Ayuntamiento de Almería mantiene este domingo el dispositivo de limpieza intensiva desplegado en la zona centro de la ciudad

Redacción

dejar un comentario