Esradio Almería
Destacados Radioblog

VÍDEO BLOG #Miedodequé?: La chiqui-ministra acorralada por su propia incompetencia

VÍDEO BLOG #Miedodequé La chiqui-ministra acorralada

VÍDEO BLOG #Miedodequé?: La chiqui-ministra acorralada por su propia incompetencia, por Víctor J. Hernández Bru.

“Creo que ya he planteado todas las respuestas que quería plantear en este ámbito”. Esta frase, inconexa, redundante, absurda, infantil, pero sobre todo, cargada hasta las trancas de demagogia, desvergüenza y falta de decoro político y personal, no es mía, sino de ese desastre andante que es la médico convertida en ‘chiqui-ministra’ de Hacienda sin ningún tipo de preparación para el cargo, María Jesús Montero.

Marisú, ese ser humano que presenta la virtud de ser capaz de cometer faltas de ortografía en su discurso hablado, ya dio el salto a la posteridad con su más célebre parida, aquella de “chiqui, 1.200 millones no son nada”.

Pues bien, ese espécimen es la responsable de que hoy en España, los ricos y los pobres, los altos y los bajos, los flacos y los gordos, los rubios, los morenos e incluso los pelirrojos vivamos sometidos a una descarnada dictadura fiscal que es la principal razón por la que nos cuesta tanto llegar a fin de mes y por la que la inflación se ha convertido en uno de los capítulos más importantes del gasto en los hogares españoles.

Chiqui lleva cuatro años martirizándonos a impuestos a todos y defendiendo la falacia, más de mil veces ya demostrada como falsa de toda falsedad, de que subir los impuestos contribuye a redistribuir mejor la riqueza, cuando en el cien por cien de los casos ha quedado rotundamente demostrado, para todo el que quiera aprender, investigar y ahondar un poco en la historia, que lo que realmente nos hace más ricos a todos y mejora la economía de todos, incluyendo de los menos favorecidos, es bajar impuestos y fomentar de esta manera la inversión privada.

Ahora que el PP ha perdido el miedo a defender lo que todos sabemos que es mejor para todos, es decir, bajar impuestos, gracias a que Isabel Díaz Ayuso saltó sola al ruedo y sin ayuda de nadie y el resto de comunidades autónomas populares le han seguido después, los barones socialistas no han podido aguantar la presión y han comenzado, todos, uno detrás de otro, a rebajar presión impositiva, al ver que sus votantes empezaban a comparar con la comunidad autónoma de al lado, donde se paga menos y se vive cada día mejor.

Pero Marisú es como una mula resabiada, terca y obtusa, y no dará su brazo a torcer. Ayer le preguntaron si su ministerio iba a aguantar la presión de ver cómo las comunidades gobernadas por su propio partido se unían a la tendencia de bajar impuestos y ella respondió que ya la conocemos, que ella es especialista en aguantar la presión.

Pero repreguntada (parece que también ése es un miedo que se está empezando a perder, en este caso por nuestra parte, la de los periodistas) si consideraba que Puig en Valencia o Vara en Extremadura, rebajando impuestos, estaban recortando servicios públicos y perjudicando a las clases medias trabajadoras, acorralada por su propia incompetencia, perdida y cada día más sola en su ineptitud y desconocimiento, respondía eso de “creo que ya he planteado todas las respuestas que quería plantear en este ámbito”. Yo lo que pienso es que Marisú ha hecho ya todo lo que tenía que hacer en este ámbito, el de Hacienda, el de la política; y lo que le toca ahora es volver a trabajar en la medicina, a ver si eso se le da un poco mejor.

Related posts

El Gobierno de Juanma Moreno duplica los fisioterapeutas en Atención Primaria

Víctor Arrufat

La limpieza intensiva llega hoy hasta las 500 viviendas

El Día Internacional de la Danza será celebrado con una amplia programación ‘on line’

redaccion

dejar un comentario