Esradio Almería
Destacados Radioblog Juan Torrijos

La rebelión de los mayores y las herencias

Radio blog #PaseoAbajo: «La rebelión de los mayores y las herencias» por Juan Torrijos.

Los viejos están levantiscos, los viejos están cansados, los viejos quieren que cambien algunos comportamientos que sus hijos vienen teniendo con ellos. Los viejos están haciendo oír su voz ante lo que ellos consideran una situación lamentable e injusta.

La pandemia dejó solos a los abuelos en las ciudades cuando más necesitaban de cariño y compañía. Encerrados en residencias, sin visitas de familiares más cercanos o de esos hijos por los que dieron la vida, o viviendo solos, eternamente solos en unos pisos donde las visitas que llegan son las de la dependencia. El miedo a los viejos ha sido primordial en las relaciones entre ellos y sus familias. Hoy el viejo huele mal, no se puede mover, hay que lavarlo, es, en definitiva, un incordio.

Al viejo le gustaría poder cambiar algunas cosas y miles de voces se están levantando con esa esperanza. Los viejos se sienten indefensos y piensan en sus herencias, y les gustaría que ese dinero o propiedades ganados a lo largo de toda una vida, fueran a parar a aquellas personas que de verdad lo merezcan, para los que estuvieron con ellos en los momentos más duros de sus vidas. Y para ello quieren, y levantan la voz, para que se cambie la ley por la que existe, a la hora de heredar, “la legítima”.

La legítima es esa parte de la herencia en la que no manda la persona que la ha ganado a lo largo de su vida laboral y profesional. Los abuelos, los mayores, los viejos, quieren que su dinero vaya a aquellas miembros de la familia, o sociales, que se hayan preocupado por ellos, que les hayan demostrado cierto cariño a lo largo de esos duros años que supone para muchos la denostada vejez de nuestros mayores.

Se están creando asociaciones en todo el país que buscan unir las voces de estos hombres y mujeres en una lucha que algunos pueden llamar egoísta, incluso intransigente con los hijos. Comprendo que no es fácil entender a nosotros los mayores, que es posible que usted que está leyendo esta reseña se esté comportando con sus ancianos con ese cariño y entrega que ellos se merecen, y que algunos creen que se han ganado a lo largo de los años.

No creo que esos hijos o nietos tengan problemas ante la herencia de sus padres y sus abuelos, no es el caso generalizado, pero existe esa incomprensión con los mayores por parte de otros miembros de la familia, que, a la hora de la verdad, están en su derecho de recibir, así lo dice la ley, esa parte de la herencia a la que se llama “la legítima”. Y es de esa legítima, de la que quieren disponer los ancianos a la hora de legar a sus hijos.

Piden que se cambie la ley, que se pueda alegar indefensión por parte de los ancianos, dejadez y soledad por parte de la familia y poder disponer libremente de esa parte de su legado, como hace con el resto del mismo.

No es fácil de tomar una decisión así, primero por parte de nosotros mismos, los viejos, pero creo que es algo que nos merecemos. Es nuestro dinero y nos gustaría poder dejárselo a aquellos hijos que se lo merecen, a aquellas personas que han compartido con nosotros su cariño y su entrega.

No creo que sea pedir mucho.

¿O ustedes creen que sí?

Related posts

El presidente de la junta se plantea el 11 de mayo para el comercio

Finalizan los trabajos de encauzamiento y evacuación de la Rambla del Algarrobo de Vera al mar

Icíar Carballo

El Pleno del Ayuntamiento de Pulpí apoya de forma unánime al pueblo ucraniano

Icíar Carballo

dejar un comentario