Esradio Almería
  • Home
  • Destacados
  • VÍDEO BLOG #Miedodequé?: Ficus de la Plaza Vieja: el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía es el nuevo Ayuntamiento de Almería y a él hay que pedirle las responsabilidades
Destacados Radioblog

VÍDEO BLOG #Miedodequé?: Ficus de la Plaza Vieja: el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía es el nuevo Ayuntamiento de Almería y a él hay que pedirle las responsabilidades

VÍDEO BLOG #Miedodequé Ficus de la Plaza Vieja el Tribunal

VÍDEO BLOG #Miedodequé?: Ficus de la Plaza Vieja: el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía es el nuevo Ayuntamiento de Almería y a él hay que pedirle las responsabilidades, por Víctor J. Hernández Bru.

No he escrito en estos días anteriores sobre la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía acerca de los árboles de la Plaza Vieja. Y no lo he hecho por dos razones: primero porque la actualidad nos ha puesto delante otros temas sin duda mucho más interesantes, mucho más trascendentes; y segundo, y esto no lo voy a negar, porque el tema me da una pereza, una fatiga sin parangón.

Pero también es cierto que lo he apuntado en varias ocasiones en nuestros programas de esRadio Almería: el tema, con ser absurdo, con ser nimio en su fondo, con ser una gilipollez como la torre mayor de la Catedral de Burgos, no deja de tener un fondo de trascendencia, por cuanto significa que ahora sean los tribunales los que se erijan en guardianes del arcano que encierra el lugar idílico en el que han de ser ubicados 26 árboles.

Mirad, que esto del ecologismo y de las agendas 20, 30 y así sucesivamente se nos ha ido de las manos es algo que sólo puede dejar de reconocer un tarado, pero el caso de la Plaza Vieja de Almería excede la utilización política de elementos tan trascendentes y a tener en cuenta como la sostenibilidad y el medio ambiente e invade directamente el ámbito de otro concepto no menos relevante: la democracia.

Vivimos, y soy de los que se resisten a poner delante de esta oración adverbios como “aparentemente” o “teóricamente”, en una democracia, basada entre otras cosas en el concepto de separación de poderes. No es una democracia redonda o perfecta, puesto que de los tres poderes que nos rigen, los ciudadanos elegimos a dos y nos imponen al tercer, que es el judicial, aunque esto también tiene mucho de lógica, puesto que para juzgar es necesaria una preparación judicial que haría imposible que cualquiera pudiera ser elegido para ello. De hecho, si uno lo piensa, no estaría mal exigir también cierta preparación para los otros dos.

Lo que sí está delimitado con cierto orden es de lo que se ocupa cada uno de ellos: el legislativo de ordenar el marco legal en el que convivimos, el ejecutivo de llevar a cabo la gestión del país y el judicial de aplicar la Constitución y los códigos jurídicos que nos hemos ido otorgando los españoles y que los otros dos poderes van matizando y modificando.

Es posible que en la actuación de estos tres poderes haya zonas de sombra, es decir, aspectos sobre cuya jurisdicción haya dudas, que no esté del todo claro cuál de los tres debe actuar en cada caso. Dudas que no son, obviamente, aplicables a la decisión acerca de dónde ubicar unos árboles, por muy viejos que sean. Podríamos incluso discutir si los juzgados deberían entrar a decidir si se cortan o no unos árboles, en caso de que haya alguna ley que impida tal actuación, pero desde luego, tragarnos que un tribunal, por muy Superior, por muy Andaluz y, sobre todo, por muy de Justicia que sea, tenga que decidir en contra del criterio de los votantes almerienses, que en los pasados comicios votaron mayoritariamente a un partido que advirtió que iba a trasplantar tales árboles, es alumbrar un totum revolutum jurídico-administrativo que convertirá en ingestionable el país. Por cierto, señores magistrados del TSJA: si ahora se remodela la Plaza Vieja, dejando en tal sitio los mencionados ficus, y éstos con sus raíces vuelven a levantar, como seguro que sucederá, el nuevo pavimento, convirtiendo otra vez el espacio en un carajal de hormigón y enlosado, entiendo que los ciudadanos, en lugar de pedir explicaciones al equipo de gobierno municipal, habrán de ir a concentrase a la Plaza Nueva de Granada, sede del propio Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, ¿no es así?

Related posts

El Ayuntamiento de Gádor recibe nuevos envases para reciclado por parte del Consorcio de Residuos SECTOR II

Icíar Carballo

#Covid19 Almería: Los positivos se mantienen estables y se detectan 150

Diego Fernandez

El Comité del Plan Infoca se ha reunido para hacer un balance del año 2019 en la provincia

Araceli Parra

dejar un comentario