Esradio Almería
  • Home
  • Destacados
  • VÍDEO BLOG #Miedodequé?: Sobalecio, los rebuznos y la memoria selectiva
Destacados Radioblog

VÍDEO BLOG #Miedodequé?: Sobalecio, los rebuznos y la memoria selectiva

VÍDEO BLOG #Miedodequé Sobalecio

VÍDEO BLOG #Miedodequé?: Sobalecio, los rebuznos y la memoria selectiva, por Víctor J. Hernández Bru.

Contempla la RAE como definición de rebuznar el hecho de dar rebuznos y, como rebuzno, la voz del asno. Sin embargo, no es difícil percibir que la esperadísima reaparición de Sobalecio Gutiérrez Salinas, tras el monumental costalazo que protagonizó el domingo en las primarias del PSOE de Almería, convirtiéndose en el primer candidato oficialista del pedrismo en perderlas, fue en forma de rebuznos en lo alto de la tribuna del Congreso.

No encontró mejor manera de intentar pedir misericordia al verdugo pedrista que ensalzando una de las barbaridades legales más contundentes que han salido de la factoría de Pedro I El Falso, la Ley de Memoria Democrática, en la práctica ‘memoria selectiva’.

Hasta ahí, el que un especialista en sobar los lomos de los señoritos que le han ido solucionando la vida a través de la política y nuestros impuestos a lo largo de los años, tras haberlos dejado a la altura del betún ciscándola en unas primarias que estaban preparadas para su victoria es un acto consustancial a todo buen ‘pelota’.

El problema es que Sobalecio ha elegido, dentro de su falta general de cultura, preparación, inteligencia y sustancia en general, seguramente el tema en el que su analfabetismo funcional es más pronunciado: la historia. Y no es que haga falta ser historiador o doctor en historia como es mi caso para vislumbrar con nítida claridad la inopia histórica en la que está sumido el desventurado protagonista de estas líneas, que ni siquiera tiene la poca vergüenza de no tratar de colarle las más viles y descaradas milongas a un especialista de la materia.

Con Sobalecio he tenido, en pretéritos tiempos, alguna bizarra discusión en la que el tipo en cuestión trataba de colocarme pulpo como animal de compañía en materia histórica, lo cual justifica su holgura a la hora de hablar de memoria histórica, en la sede de la soberanía popular.

El gran problema de Sobalecio es que el resto del mundo no ignora que él representa en la Carrera de San Jerónimo a una provincia en la que los suyos, las fuerzas de la izquierda, primero los comités obreros y el PSOE con la UGT y más tarde los gobiernos republicanos, dominaron el territorio, sin batalla bélica alguna, desde el 18 de julio de 1936 y el 28 de marzo de 1939, es decir, la práctica totalidad de la guerra; y que durante ese tiempo, las izquierdas se pasaron por la piedra a 105 religiosos por el mero hecho de serlo, para un total de más de 500 represaliados por sus ideas.

De esto, ni Sobalecio ni ese político disfrazado de historiador que un día tuvo la mala ventura de convertirlo en delfín pedrista para Almería, Fernando Martínez, han dicho ni una sola palabra desde que tomaron el testigo de ese otro intelectual, Rodríguez Zapatero, en el cuento chino éste de la memoria democrática.

Ayer, a medio camino entre la timidez del mal estudiante que no se sabe la lección, la vergüenza por el ridículo en las primarias y esa altanería de chuleta de barrio que le caracteriza, Sobalecio criticó que la oposición no apoye este nuevo ataque a la Constitución que es la Ley de Memoria Democrática, llegando a recriminar al PP que en la bancada había más presencia de diputados que en la popular; algo sin duda muy criticable, aunque uno se para a pensar qué es mejor dejar el asiento vacío u hacer que lo ocupe quien sólo sale de él para rebuznar desde la tribuna.

Related posts

Andrés Samper habla de unos presupuestos en los que la Junta “empieza a tener en cuenta a Almería”

Diego Fernandez

VÍDEO BLOG #MIEDODEQUÉ?: El PSOE quejándose de que el PP coloque a los suyos es como que te llame meretriz Pili ‘La Tacones’

Victor Hernández Bru

Juanjo Alonso: “Ahora mismo las posturas posiblemente estén más cerca con Ciudadanos, pero no descartamos a Vox para el presupuesto”.

dejar un comentario