Esradio Almería
  • Home
  • Destacados
  • VÍDEO BLOG #Miedodequé?: Un aviso: los imbéciles de la antivacuna no me merecen ningún respeto
Destacados Radioblog

VÍDEO BLOG #Miedodequé?: Un aviso: los imbéciles de la antivacuna no me merecen ningún respeto

VÍDEO BLOG #Miedodequé Un aviso los imbéciles de la antivacuna

VÍDEO BLOG #Miedodequé?: Un aviso: los imbéciles de la antivacuna no me merecen ningún respeto, por Víctor J. Hernández Bru.

Se ha liado bastante parda con el posicionamiento de esta emisora, esRadio, a nivel nacional, y en concreto de su director, Federico Jiménez Losantos, a propósito de las vacunas y de los antivacunas.

Para empezar, diré dos cosas: por un lado, que creo que mi independencia ante todo y ante todos está ya bastante fuera de toda duda; que no pienso en todo igual que nadie y que jamás voy a dejar de decir lo que pienso, aunque mi nivel de respeto en la discrepancia depende mucho de la cara dura de aquellos con los que pueda discrepar en unas cosas y otras.

Y por otro, que en el aspecto de las vacunas, estoy absoluta y rotundamente de acuerdo con Federico, como vengo manifestando hace ya mucho tiempo, pero muchísimo tiempo antes de que él hubiera emprendido la batalla que ahora sostiene.

Y en esto, querido oyente/lector, tengo que decirte que no tengo absolutamente ningún respecto por quienes cuestionan la necesidad de que la gente se vacune. Pero cuando digo ningún respeto, me refiero a que me parecen una pandilla de imbéciles, analfabetos, cuñados, todólogos y sinvergüenzas, que no tienen ni repajolera idea de nada y que cuestionan a expertos que llevan toda la vida trabajando, estudiando, investigando y dejándose la vida para conseguir soluciones que se apliquen a la mejora de nuestra salud.

Como veis, cuando decía ningún respeto, me refería a ningún respeto.

Mi postura no sólo se ancla en la necesidad de poner en valor el concepto de salud pública y de que todos los resortes de un Estado se incardinen a salvaguardarla, sino también en mi respeto abnegado y monacal por los profesionales de cada ramo: por los arquitectos en arquitectura, por los pescaderos en la pescadería, por los entrenadores en el deporte y, por supuesto, por los sanitarios cuando hablamos de conceptos de salud.

Que un imbécil cualquiera pretenda dar clases a un médico, que ha estudiado seis años y luego ha pasado entre cuatro o seis más para especializarse, además de estar en permanente estado de reciclaje y renovación de sus conocimientos, simplemente porque se imagina que la vacuna puede provocar no sé qué estupidez, porque ha visto un vídeo de otro ignorante al que se le pegan las cucharas de la cocina en el hombro o porque ha leído un artículo en el ‘Diario del Parguela’ en el que se dice que el demonio viene metido en una jeringuilla, es seguramente la muestra más rotunda de la idiotez humana.

Así que, para que no quepan dudas: cualquiera que ponga en duda el criterio de su médico de cabecera y del 100% de los sanitarios normales y no tarados del mundo, goza sin duda de mi más rotundo desprecio. Es un aviso, para que no vengan luego las plañideras llorando con que si les he insultado o me he acordado de sus muertos más frescos.

Related posts

Antonio Jiménez: “Cuando llegamos al Gobierno nos encontramos unas infraestructuras que había que mejorar”

Diego Fernandez

La danza volverá a Adra con ‘La ceremonia de la despedida’

Jose Antonio Bayo

La Delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Almería ha criticado la inacción del Gobierno de Sánchez en educación

Luis Saracho Cruz

dejar un comentario