Esradio Almería
Blog Confinados, pero no Arrinconados, por Antonio Felipe Rubio Destacados

BLOG #ConfinadosperonoArrinconados: La emoción de aprobar la moción

BLOG #CONFINADOSPERONOARRINCONADOS La emoción

BLOG #CONFINADOSPERONOARRINCONADOS: La emoción de aprobar la moción, por Antonio Felipe Rubio.

Ante la escasez de iniciativas y propuestas sensatas que palien los efectos de esta pandemia, siempre hay una inquieta y bulliciosa pulsión hacia las ocurrencias por parte de algunos políticos de segunda fila, pero con irrefrenable pretensión de alcanzar niveles superiores al tener una alta consideración de sí mismos. Y no faltan los que quieren convertir el pleno municipal en parangón de la ONU, remedo de Greenpeace y nuevos capítulos de “El hombre y la Tierra”. 

Recientemente hemos conocido iniciativas de salón que, lejos de atisbar alguna solución práctica de interés general, sirven para visibilizar la existencia de ediles que demuestran estar encantados de haberse conocido. La lista de intromisiones en la vacuidad es profusa.

La concejal de Podemos descolló con la propuesta de prohibir la pirotécnica tradición de los fuegos artificiales, seguramente a raíz de una noticia del Facebook en la que apareció una buena cantidad de vencejos muertos tras un extraordinario castillo de fuegos artificiales en Roma, durante Nochevieja. ¡Qué sería de nuestros imaginativos ediles sin la aportación intelectual de Twitter, Facebook, Telegram…! Además, la edil podemita se sentía muy molesta por la madrugadora tronada de artillería en el Día del Pendón; ya saben: los “criminales” Reyes Católicos, la “sangrienta” toma de Almería… y no se descarta que, hablando de aves, toquen de nuevo los huevos (gallinas sin rejas). Por cierto, los “Huevos e Manolo” ¿eran progresistas o de la ergástula de la derecha?

La portavoz socialista tampoco esquivó la cuota de visibilidad en el santuario de las ideas preclaras. Valverde anunció la necesidad de involucrar al Ayuntamiento de Almería en una peculiar investigación de solvencia económica sobre potenciales inquilinos que acceden al mercado de alquiler de viviendas. Y esto lo dice una miembra del partido que acaba de ampliar la cobertura a delincuentes que okupan una vivienda, siempre que delincan con suavidad y sin violencia hacia las personas. El paroxismo de la hipocresía: Te okupo y te arrebato la propiedad privada, pero el ayuntamiento te protege de posibles morosos recabando suficiente solvencia para satisfacer el alquiler.

Y no podíamos apartarnos de este paisaje de banalidad con la última -siempre la penúltima- de Miguel Cazorla. El anaranjado edil propone una cítrica moción con una enérgica y expeditiva exposición de motivos. En síntesis, exige la condenación ad eternum de todos aquellos cargos públicos institucionales y altos cargos que se salten la cola de la vacunación. El aderezo de la moción rememora pasajes bíblicos y andanzas caballerescas. No se corta al llamarles “jetas, caraduras y sinvergüenzas” y se arroga el papel de fustigador de mercaderes en el Templo, ángel exterminador y lanza en astillero.

Ya me dirán de qué nos sirve que un ayuntamiento apruebe una moción pidiendo que dimitan o cesen los que se saltan la cola. Me pregunto si Cazorla será tan aguerrido al denunciar como “jeta, caradura y sinvergüenza” a algún/a miembro de su organización política que, supuestamente, y aun sabiendo que se ha colado en la vacunación, el caso no ha alcanzado la notoriedad mediática y el partido lo oculta por interés corporativista. ¡Vamos, valiente!

Siempre es conveniente tener en cuenta a Newton, y prever que cuando se lanza hacia arriba un objeto has de tener una buena adarga que te proteja la cabeza.

Los continuados sainetes que se prodigan en ciertos escenarios institucionales muchas veces carecen de sinceridad. A excepción del guion diario de los maitines (instrucciones del partido), algunas iniciativas son de cosecha propia; ya saben: un rincón sucio, una papelera rota, el parque infantil desatendido, este periodista me critica… y la necesaria confrontación de nula utilidad. Casi todas las iniciativas “de alcance” vienen teledirigidas desde otras instancias. La necesidad de hacer retratarse al gobierno u oposición municipal es un continuado ejercicio que sólo busca un llamativo titular en los medios. Son esas iniciativas que por su obviedad se aceptan por unanimidad; no queda otra. Nada mejor para un edil sediento de protagonismo que se acepten sus mociones sin resquicio de discrepancia sobre la redondez de la Tierra o el frío del hielo. Es una gilipollez, pero el titular reza que lo que yo propongo es taxativo, universal y superlativo. 

Related posts

El Hospital de Poniente analiza en una jornada los nuevos retos en la Seguridad del Paciente

Jose Antonio Bayo

La Autoridad Portuaria de Almería incrementó la exportación de mercancía general un 80% hasta febrero

Araceli Parra

Antonio Moreno sobre el hospital de Cruz Roja: “Es inviable por falta de una infraestructura que sea buena”

Luis Saracho Cruz

dejar un comentario