Esradio Almería
Destacados Radioblog

VÍDEO BLOG #MIEDODEQUÉ?: Perroflautismo analfabeto

VÍDEO BLOG #MIEDODEQUÉ Perroflautismo analfabeto

 

VÍDEO BLOG #MIEDODEQUÉ?: Perroflautismo analfabeto, por Víctor J. Hernández Bru

Querida Lúa Súa, o Insúa, o como quiera que te llames: la verdad es que hasta este fin de semana no tenía yo el disgusto de saber de ti. Y la verdad, has llegado a mi vida por la puerta grande. Me he enterado de que eres almeriense, como yo; o casi como yo. Porque yo, a diferencia de ti, sé que vivo en una provincia en la que, en las épocas de crisis, aunque no atemos los perros con longanizas, al menos lo pasamos mucho menos mal que en otros sitios

¿Y sabes por qué, Lúa Súa? Pues sí, precisamente porque vivimos de una industria que es un ejemplo en todo el mundo, que vienen a estudiar todos los meses expertos y analistas de México, Sudamérica, Japón, Corea y por supuesto todos los países europeos que quieren copiar nuestra tecnología, nuestra innovación, nuestro espíritu emprendedor y el modelo de desarrollo que todo eso comprende.

Sí, efectivamente: estoy hablando de la agricultura intensiva bajo plástico, de esos invernaderos que tú, el domingo, en una entrevista publicada por La Voz de Almería, dices que te duele al verlos, en una clara demostración de lo poquito que hace falta, del poco talento, perspicacia, cultura y conocimiento que hace falta para que a uno le hagan caso los medios de comunicación y los periodistas, yo mismo incluido.

Es lo que tenéis los perroflautas: que no sabéis de casi nada, que sostenéis ese espíritu infantil, despreocupado, insultantemente irresponsable, que creéis que vivís del aire; que pensáis que cuando vais al hospital a contar vuestros problemas, el médico, el enfermero, el auxiliar y el recepcionista están allí por amor al arte; que las carreteras por las que viajáis e incluso los auditorios o salas en las que das los conciertos de eso que, en una gran exageración, algunos llaman música, que no es más que patraña, gilipolleces puestas bajo el sonido de una guitarra y doctrina de quien no ha dado jamás un palo al agua y aspira a seguir viviendo del trabajo y el esfuerzo de los demás; pensáis, digo, que todo eso, los sueldos de los funcionarios públicos, las carretas y las instalaciones públicas, se han construido por obra y gracia de la filosofía fumeta y perrofláutica que sostenéis.

Pero no, queridísima analfabeta, supina ignorante: todo eso sale de los impuestos de quienes trabajan y de quienes crean empleo. ¿Y sabes una cosa? El mayor porcentaje de empleos que se mantienen aquí, en tu tierra, salen de los invernaderos ésos que a ti te duelen, donde tú dices que se explota a los inmigrantes. ¿Pero sabes por qué dices eso? Es sencillo: porque para ti todo lo que sea amagar un poco la raspa es un acto de explotación, porque has brincado la treintena sin pegarle un palo a un charco, porque representas a un grupo de gandules para los que el trabajo es un insulto.

Tocas de oído en todo menos en tu música, que ahí tocas con los pies. Hablas de discriminación pero en tus palabras se transparenta que no has pisado jamás un invernadero, que ignoras el grado de integración que hay, por ejemplo, en el deporte de El Ejido, de Níjar, de La Mojonera; que no sabes cómo se desarrollan proyectos de cooperación intercultural en nuestra provincia; que ignoras que aquí hay gente como el gran Moha, que hace décadas que tiene una sensacional tienda a las faldas de La Alcazaba y que te aconsejo visites; él te podrá enseñar lo que es trabajar. O Fátima, marroquí, que lleva trabajando también décadas entre nosotros. Si en lugar de perder el tiempo en una música que es sencillamente basura ideológica, te dedicaras a lo que debías haberte dedicado, que es a estudiar, tendrías un conocimiento un poco mayor, querida Lúa, o Súa, o Púa, de ésta que es tu provincia y que, a pesar de todo, te quiere.

Related posts

El Ecomercado convierte a Abla en capital almeriense de la producción ecológica

redaccion

En BMW Automotor Costa tienen nuevo horario ininterrumpido

redaccion

#RadioBlog #ConfinadosPeroNoArrinconados, ‘El pingurucho que nos separa’ por Antonio Felipe Rubio

Víctor Arrufat

dejar un comentario